Sobre el turismo vivencial

El turismo vivencial ha pasado de ser una tendencia del turismo a una nueva categoría en el sector.

Se trata de un “turismo de inmersión”, dirigido a los nuevos viajeros que quieren experimentar un país, una ciudad o un territorio en particular. Viajeros que buscan una conexión a la historia y patrimonio local y, en resumen, una inmersión con la comunidad local para conocer su cultura y tradiciones. La categoría de turismo también evoluciona sobre una conceptualización en segmentos como la educación vivencial, el medio vivencial o marketing vivencial.

El turismo vivencial debe ser auténtico y sin aditivos, y debe aparecer en todo el viaje, en la gastronomía de proximidad con las recetas de siempre, en el conocimiento del patrimonio natural y cultural, y especialmente en la atención recibida en el alojamiento, ya que es allí donde empieza la experiencia del viaje. Aún así, siempre será la inmersión con la gente local lo que hará de ese viaje un momento único y memorable.

El objetivo del viajero es comprender más profundamente la cultura, la población y la historia del destino elegido. Una conexión que va más allá de visitarlo y hacer algunas fotografías. A través de los anfitriones locales, los lugareños son quienes consiguen que el viajero experimente el destino desde una perspectiva única y singular. La figura del anfitrión puede ser un amigo, el propietario del alojamiento o el alcalde del municipio. Contra mayor es la inmersión, mayores serán las posibilidades de que el viajero vuelva y de que sea un embajador en su entorno.

User comments

User comments

experiencias, inmersión local, turismo, viajes

TURISMO VIVENCIAL por las Vías Verdes

Turismo Vivencial participa en el proyecto europeo, “Greenways4ALL” coordinado por la Fundación de los Ferrocarriles Españoles

El 1 de julio de 2016 ha arrancado este nuevo proyecto europeo coordinado por la FFE, cuya misión es la mejora de la accesibilidad en torno a las vías verdes, la calidad de la oferta turística orientada a las personas con discapacidad y la difusión de estos recursos como infraestructuras para todos. Este proyecto tiene como objetivo avanzar hacia la creación de productos turísticos accesibles en base a vías verdes.

Estos itinerarios, gracias a su origen ferroviario son probablemente los itinerarios con mejor acceso a la naturaleza y a la práctica del ocio al aire libre para todas las personas, incluidas las personas con discapacidad. Sin embargo, y salvo excepciones, a pesar de la potencialidad de los destinos que cuentan con vías verdes, los viajeros no tienen facilidades para adquirir un producto turístico accesible completo en base a la vía verde, pues la oferta de los diferentes recursos que componen un viaje no está estructurada ni organizada.

Vías Verdes Accesibles

Con este proyecto se pretende avanzar hacia un producto que cumpla con la cadena de valor de la accesibilidad avanzando desde el itinerario accesible al viaje o la experiencia accesible. Así, la accesibilidad será el elemento común a todos los recursos que integren el producto turístico: recorrer la vía verde, comer en los restaurantes de la zona, alojarse en el entorno inmediato a la vía verde, visitar museos o hacer algunas compras, entre otras opciones.
Durante los 18 meses que dura el proyecto se diseñarán al menos 2 productos turísticos plenamente accesibles. Uno, en la Vía Verde de la Sierra (Cádiz-Sevilla) y otro en la Ecopista / Vía Verde do Dao (Viseu, Portugal). Para ello, el proyecto incluye diferentes fases como una metodología para la implementación de vías verdes accesibles; bases de datos de recursos accesibles en estos dos territorios; workshop y visitas técnicas; pactos locales por la accesibilidad entre los agentes del territorio -fomentando así la colaboración público-privada-; y finalmente el diseño de ofertas y productos accesibles.
Accesibilidad, Fundación Ferrocarriles, Programas Europeos, Vías Verdes